Muchas fotos, pocas ciclovías

Alfredo Cornejo cierra su gestión como Gobernador de Mendoza confirmando lo que anticipamos hace tres años; la utilización del ciclismo urbano en el discurso político, pero no en el espacio público con una red de ciclovías que no sale del proyecto.

Del dicho al hecho, hay un gran trecho

Otro fin de año en Mendoza con pocos avances en materia de ciclismo urbano. En 2016 escribimos este informe donde dimos a conocer el panorama de estancamiento en relación a la bicicleta como medio de transporte. Para Alfredo Cornejo pusimos la luz amarilla de atención, teniendo en cuenta las promesas de apoyo a la bici que hizo durante su campaña para gobernador, las cuales no se vieron reflejadas en ese primer año de su gestión.

Ahora es Diciembre de 2019, tiempo de recambio político en Mendoza, y poco ha cambiado de aquello que señaláramos previamente en dicho informe. Técnicamente, el único aporte de la gestión de Cornejo como Gobernador de Mendoza en cuanto a infraestructura ciclística son los estacionamientos para bicicletas de Casa de Gobierno.

Hay una situación crítica con respecto al “Masterplan de Ciclovías” anunciado con bombos y platillos por el Gobierno de Mendoza y los medios masivos de comunicación locales en reiteradas ocasiones a lo largo de un año y medio. A sabiendas, no hay a la fecha confirmación alguna del llamado a licitación para el inicio de la construcción del primer tramo de 113 km para articular (en serio), la red de ciclovías del Área Metropolitana, necesidad que hemos señalado desde los comienzos de nuestra ONG. El préstamo anunciado del BID para esto, evidentemente, no llega, puesto que no hay respuestas en cuanto a plazos de ejecución de la obra.

Más transporte que movilidad

Como ya hemos también expresado, la bicicleta no cuenta con un organismo de gobierno especializado ni a nivel gubernamental ni en los municipios mendocinos capaz de responder a las diferentes necesidades de los usuarios de este medio de transporte.

La Secretaría de Ambiente llevada adelante por Humberto Mingorance y siguiendo los pasos del Gobernador, no deja más que los estacionamientos y el proyecto mencionado.

Ha habido una impronta sin duda renovadora en el transporte público, los nuevos colectivos eléctricos dan cuenta de una apertura de esta gestión de gobierno a la movilidad. Aunque también, como le comentáramos al Secretario de Obras Públicas Natalio Mema en un encuentro de movilidad organizado por el municipio de Godoy Cruz, esto es una renovación necesaria del transporte público en tiempos de Cambio Climático, no así una política integral de movilidad inclusiva con la bicicleta, y con los desplazamientos peatonales.

Pirámide de movilidad

La gestión provincial ha seguido en su medida los pasos de la nacional, con un esfuerzo transformador de nuestra matriz de transporte que lamentablemente dejó pasar una gran oportunidad en cuanto a movilidad. El Guillermo Dietrich que fuera noticia en los medios nacionales como Subsecretario de Transporte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a la cual le cambió la cara con la bici, se dedicó como Ministro de Transporte de la Argentina a construir autopistas, aeropuertos y a restablecer el transporte de carga ferroviario y marítimo, sorpresivamente no a hacer también ciclovías. El aporte del Presidente Mauricio Macri a la bicicleta ha sido sencillamente, nulo. Los resultados son realmente muy decepcionantes. 2019 y hay muchas ciudades de la Argentina, con diferentes realidades socio-económicas, donde todavía no llegan las ciclovías…

La deuda pendiente con la red de ciclovías

Quien tiene la responsabilidad ahora para que la red articulada de ciclovías del Área Metropolitana pase del proyecto a la realidad que pedaleemos los ciclistas urbanos mendocinos es el gobernador entrante, Rodolfo Suarez. 

No solo se trata de kilómetros de ciclovías, uno de los principales aportes del proyecto elaborado por el Arquitecto Francisco Ortiz, un especialista en materia de ciclovías, es el de las especificaciones técnicas para su construcción.

Hay un problema en Mendoza con la construcción de ciclovías que salta a la vista de todos en el espacio público. Los diseños varían mucho de un departamento a otro generando conflictividad social en varias de las ciclovías y bicisendas locales, a veces inclusive también accidentes de ciclistas, como en las ciclovías de Ciudad de Mendoza con los separadores de la empresa española Zicla. Esto evidencia la falta de organismos y funcionarios de gobierno especializados en el tema. Parte de esta situación de estancamiento tiene que ver con que no hay una evolución de diseño… En otras palabras, no basta con hacer ciclovías: hay que hacerlas bien.

Recientemente fuimos a recorrer la anunciada ciclovía nueva de Las Heras con su puente. La verdad es que no hay un solo símbolo identificatorio de ciclovía en la misma, siendo otro diseño que obedece a la ambigua modalidad de paseo, de circulación peatonal, con un uso recreativo de la bicicleta, no un criterio de movilidad. Nuevamente nos toca decir lo obvio: la ciclovía tiene que ir por la calle, ciclistas y peatones tienen velocidades diferentes, el ciclista que tiene que llegar a tiempo al trabajo (la primera necesidad de transporte), los pibes a sus casas de estudio, etc, no pueden estar esquivando abuelos de paseo, madres con cochecitos, niños pequeños jugando,  o vecinos paseando al perro para que haga sus necesidades… La ciclovía de Godoy Cruz que inaugurara Cornejo como Intendente en el 2011 estuvo bien para empezar a construir en Mendoza infraestructura ciclística con mayor criterio de movilidad, imitar esto en el 2019 es ir para atrás, no para adelante.

Seguir discutiendo esto hace que el ciclismo urbano no crezca en Mendoza a fin de brindar además respuesta a otras necesidades, como la de estacionamientos públicos o privados en playas de estacionamiento o de centros comerciales, una intermodalidad prácticamente inexistente con el transporte público para recorrer mayores distancias a los 5/7 km del ciclismo urbano, o la seguridad de los propios ciclistas ante la inseguridad que nuevamente en este 2019 se desbordó en la zona de Luján de Cuyo con asaltos a mano armada que dejaron un saldo de muchas bicicletas robadas.

Fotografía prensa Gobierno de Mendoza vía diario Los Andes

Interés político hay y se nota, nos alegra ver a nuestro gobernador y a nuestros intendentes disfrutando la bicicleta y brindando un mensaje positivo a la sociedad a optar por el medio de transporte más sustentable que hay. Pero hace falta mayor compromiso político para articular nuestras ciclovías con criterio de movilidad y brindar mayores respuestas para que la bicicleta siga creciendo en Mendoza. Desde nuestra organización acompañamos como siempre esta transformación con voluntad de colaborar, nuestro expertise profesional y nuestro deseo de esperanza para el año venidero.

acum

Loading Facebook Comments ...